domingo, 31 de octubre de 2010

En el 2010 aprendí

Caminaba por la acera, pensando en que pensar,
ya que si no ha sido mi mejor año, al menos debe de haber algo que recordar.

Aunque ya muy cansado, he aprendido muchas cosas sin duda, tanto que ni siquiera me parece que haya sido tan solo un año. Así, al menos veré cuanto jugo le exprimo a los limones. Que por cierto, el agua de limón me gusta mucho.

Este año aprendí:

-Que un año puede ser todavía más largo.
-Lo valioso que es platicar con un buen amigo o amiga, porque no hay nada mejor que desahogarse.
-Que aunque sea obvio, no todo se puede hacer al mismo tiempo.
-Y aunque uno sepa que necesita ayuda, hay cosas que necesitan de Mucha ayuda, más que simplemente "ayuda".
-A veces no es suficiente con decir "No", a veces hay que agarrar un poste, dar de golpes para que escuche y graparle a la persona en la frente un "no".
-Que seguir tus instintos no es nada sencillo.
-Pero es buena idea hacer caso a los instintos (así que mantendré un poste al alcance de mis manos).
-Que puede haber señores mayores humildes, con interés de compartir información y ganas de aprender más sobre ella.
-Que esas personas que busco existen, y no estoy equivocado en quererlas y apreciarlas tanto.
-Que "dejar ir" significa mucho más, cada quién debe de encontrar lo que es mejor para uno mismo, y solo se quedará quien de verdad quiere estar contigo.
-Que se puede dejar a un lado el miedo, siendo cuidadoso.
-Que por más agradable que sea algo, puede que no sea lo indicado para ti.
-Que es importante relajarse y encontrar algo agradable cada día.
-Que no te pueden culpar si has dado lo mejor de ti.
-Que aunque soy una ironía, no soy el Hijo de Hernández.
-Que comer con tu familia, sirve de almohada en un día pesado.
-Que tus amigos están ahí escuchando cuando se los pido.
-Que no es lo mismo líder que jefe, ya que un jefe te da órdenes, y un líder te pregunta en que te puede ayudar.
-Que la motivación, es algo esencial en un grupo de trabajo y hay que saber cultivarla.
-Que saludar a un desconocido puede ser algo grande en el día de esa persona.
-Que todo requiere práctica, y su práctica rinde sus frutos.
-Que es mejor hacerlo que tan sólo pensarlo.
-Que no es sencillo cantar y tocar al mismo tiempo.
-Y que aún de rodillas se puede seguir peleando

Aunque también recordé algunas cosas, como que hay que disfrutar lo que suceda mientras permanezca.
Que hay personas que creen en mi camino, y aunque sea solo una, es suficiente.
Que una sonrisa es suficiente. Y también que, no hay nada mejor que el dulce aroma de una mujer, aun si no hay razón para que esté en mis brazos. Lástima por aquellas que fuman.

En fin, este año aprendí... que aunque quiero darle una buena patada en los webos al destino...
aprendí mucho de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada